DEJA YA…

DEJA YA….Y PASA

deja ya de quejarte y pasa a la acción

deja ya de desear y pasa a dar

deja ya de maldecir y pasa a agradecer

deja ya de criticar y pasa a bendecir

deja ya de fastidiarte la vida y pasa a arreglartela

PORQUE TODO ES ASÍ DE SIMPLE: suelta (deja) y cambia (pasa) en un constante fluir de higiene mental, emocional y espiritual.

A esto lo llamo yo purificarse y elevarse… dejémonos de cuartas dimensiones y santas chorradas

Anuncios

CUENTO: LA NUEVA ESCUELA

EL SER HUMANO DEL FUTURO

LA NUEVA ESCUELA

HACIA EL DESPERTAR DE LA CONSCIENCIA

Esa tarde por la noche Estrella no paraba de dar vueltas en su cama, nerviosa por empezar en una nueva escuela. Se acababa de trasladar con su madre a vivir a un pequeño pueblo costero en la casa de su abuela pues su padre había fallecido hacía unos meses después de muchos años de enfermedad.

Estaba triste y enfadada a la vez con la vida. Se había pasado muchas noches pidiendo a su ángel de la guarda que cuidará de su padre, que lo ayudara a curarse sin encontrar respuesta y aquella fuerza y aquella esperanza que siempre la había acompañado se apagó con su muerte.

Finalmente consiguió dormirse.

Mañana sería otro día, otro amanecer, otro paisaje en su ventana, otra oportunidad para renacer, fueron sus últimos pensamientos.

El coche de su madre avanzaba a trompicones por las curvas de aquella carretera estrecha dejando detrás bocanadas de arena y polvo. Estrella iba mirando el paisaje meditabunda y ensisismada en su mundo interior.

Su madre la miraba de reojo cuando las circunstancias de la carretera lo permitían. Estaba preocupada. Le entristecía esa mirada apagada, esos ojos abandonados al dolor que observaba en su hija. No sabía que hacer. Pero confiaba en que la Nueva Escuela la ayudaría.

-Mum-dijo Estrella

-¿Que hija? Dime-respondió su madre

-¿Porqué no tiene nombre la Nueva Escuela a donde vamos? ¿Porqué simplemente la llamas la Nueva Escuela?

-Mmmmmmm Mira ya hemos llegado…contestó con una sonrisa en los labios.

Mientras sacaba la mochila del coche se le acercó un chico y se presentó:

-Hola me llamo Ernest-anunció enérgicamente.

Estrella que era algo tímida se asustó por el tono. Aún así contestó sin mirarlo a los ojos.

-Yo me llamo Estrella.

-Encantado Estrella. ¿Eres nueva no? Si quieres te espero para ir juntos a clase.

Estrella se giró a mirarlo por primera vez y sorprendida por esos ojos brillantes que la invitaban a algo misterioso e inquietante,contestó como pudo.

-Igualmente, pero, una pregunta, ¿Cómo sabes que vamos al mismo curso?

Ernest la miró extrañado, luego miró a la madre de Estrella y ésta le regaló un guiño de ojos y anadió.

-Encantada Ernest, yo me llamo Luna y soy la madre de Estrella. Creo que deberíais ir entrando ya los dos.

Y a continuación se volvió hacia el coche y se despedió de su hija sacando la mano por la ventanilla.

Estrella se quedó unos segundos mirando como su madre desaparecía con el viejo cacharro que unos días atrás habían comprado en una tienda de segunda mano y se volvió hacia Ernest.

-Venga vamos, estoy lista

Ernest que se había quedado observando atentamente el rostro de Estrella contestó sorprendido.

-¿Lista para qué?

Estrella que no entendía ya nada le contestó con una mirada desesperante.

-Para entrar en la escuela.

-Ya estamos en la escuela y yo soy tu profesor.

-¿Estamos en la escuela? ¿Tú mi profesor…pero si estamos aquí en medio y tú eres un niño?

-La escuela lo es todo….y quien tienes delante siempre será tu profesor…hoy toca la lección de la ley de los espejos.

-¡Venga ya!…me estás tomando el pelo…vamos a entrar…que sea nueva no quiere decir que me puedas tomar el pelo…venga vamos Ernest.

-Aquí la única que se toma el pelo a si misma eres tú…yo soy tu profesor espejo…lo que veas en mi es lo que hay en ti.

LA LEY DE LOS ESPEJOS

La ley de los espejos nos dice que todo lo que vemos, lo que experimentamos fuera es un reflejo de lo que hay internamente dentro de nosotros. Nos afirma que nos vamos reflejando los unos a los otros esas partes nuestras que amamos y esas partes nuestras que odiamos. Todo lo que te encuentras en tu día a día (personas, situaciones…) reflejan partes de ti: partes que amas y partes de ti que odias, partes que te atraen y esas partes que te dan miedo, esa parte que aceptas y esa parte que niegas. Son una oportunidad para que te reconozcas plenamente como Ser completo que eres, ni más perfecto ni más imperfecto…simplemente como Ser íntegro donde desaparece la dualidad del Yo y el No Yo, de lo malo y lo bueno, de lo correcto y lo incorrecto.

Esta es la ley que te invita a ser más compasivo.

Ernest cogió una manzana y se la enseñó a Estrella.

-¿Ves este lado de la manzana, brillante, roja y bonita? Esa es la parte que intentas mostrar siempre a los demás, la parte que te encanta de ti.

Dicho eso giró la manzana y anadió, -Pero hay otro lado, esa parte de ti que has escondido, reprimido y negado. La que te han enseñado a rechazar. La que, como este lado de la manzana ha estado enterrada en el polvo. Pero para volver a ser completa tienes que volver a mirarla, reconocerla, sacarla del trastero y aceptarla. Para eso sirve la ley de los espejos…para que te puedas comer toda la manzana y que quedes satisfecha y completa.

Estrella miró la manzana. –¿Tienes hambre no?- le dijo Ernest mirándola a los ojos.

-Toma toda para ti- y con una sonrisa en los labios desapareció.

LA LEY DEL CAMBIO

Al día siguiente Estrella estaba nerviosa por volver a encontrarse con su profesor, aunque para su sorpresa después de que su madre la dejara enfrente de la escuela Ernest no aparecía por ningún lado. Dio varios rodeos alrededor de la escuela pero no vio a nadie. Extrañada, cuando ya se disponía a irse escuchó el sonido de un arroyo y fiel a su carácter aventurero se acercó al lugar por donde fluía el agua.

Hacía calor y decidió mojarse la cara. Al acercarse se asustó al ver el rostro de Ernest reflejado en el arroyo.

-La ley del cambio nos dice que todo cambia, todo está en constante movimiento y que nada es eterno. Esta ley nos invita a dejarnos fluir con la vida y a vivir en el aquí y ahora. Como este río que fluye por allá donde pasa, amoldándose a lo que va encontrándose, o como tú que al no encontrarme te has amoldado a lo que se te presentaba en ese momento. Los bebés y los niños son unos maestros en esta ley. Y tal como había aparecido el rostro de Ernest se desvaneció dejando un pequeño remolino en el agua.

LA LEY DEL ORDEN

La madre de Estrella estaba sorprendida por los cambios que iba viendo en su hija. Sus ojos empezaban a brillar con esa chispa que la había caracterizado de bien pequeñita.

El tercer día de escuela Estrella antes de bajarse del coche le preguntó a su madre:

-¿Estás triste por la muerte de Papá? La madre se quedó perpleja, era la primera vez que hablaban de la muerte de Ignacio, su marido.

-Sí claro, estoy triste, pero por otro lado sé que todo pasa por un bien mayor, mucho más allá de lo que yo pueda interpretar y pensar-respondió a la vez que dos lágrimas iban resbalando por su mejilla.

Estrella miró fijamente los ojos de su madre y le dijo: Gracias, te quiero mamá.

Y se bajó del coche.

Ernest la esperaba sonriendo al otro lado del riachuelo. -Mmmmm ya veo que eres una alumna avanzada. Ya has empezado a entender la ley del orden ¿no?

Estrella se quedó callada dejando que la brisa que corría por los árboles respondiera por ella.

La ley del orden nos dice que todo es perfecto tal cual es, que debajo de la apariencia caótica de nuestro mundo todo se mueve según un orden perfecto.

Esta ley es la ley que te invita a confiar y aceptar todo lo que te sucede.

LA LEY DE LA UNIDAD

La mañana del cuarto día Estrella se levantó tarde, le había costado mucho dormirse, había tenido una mala digestión. Bajó a desayunar con muy mal humor y durante todo el camino hacia la escuela estuvo contestándole fatal. Con prisas se acercaron al edificio pero era tarde y aparentemente no había nadie, y Estrella recriminándole a su madre que llegaran tarde se bajó del coche dando un portazo. Estaba muy enfadada por como estaba yendo la mañana y para tranquilizarse decidió dar un paseo por el bosque.

Mientras avanzaba a trompicones por la espesura del bosque una flecha se le cruzó por un lado y asustada dejó salir un grito entrecortado. Por suerte la flecha solamente le rozó el vestido.

A lo lejos vio un cazador con su arco que se le acercaba con cara inexpresiva.

-¿Está usted loco? ¡Casi me mata! ¿Cómo se le ocurre disparar flechas así?

El cazador la miró, aún sin expresión en el rostro, y le respondió:

-Eres tú que te has puesto en el camino de la flecha. Y ahora si me disculpas seguiré mi camino.

Estrella irritada por la falta de cortesía de ese personaje tan peculiar se escondió detrás de un árbol a llorar y soltar toda la rabia que había acumulado esa mañana.

Cuando estuvo más calmada escuchó una voz detrás del árbol que le susurraba:

Esta es La ley de la unidad: Porque para despertar, para evolucionar te tienes que acabar reconociendo en todo y todos y amar todas esas partes que te esfuerzas tanto por ocultar, pues la ley de la unidad establece que solamente existe una mente, un programa, una consciencia para todos y que esta consciencia está llamada a despertar y para eso nos dice que todos somos uno y que no hay nada ni nadie malo o bueno…sólo HAY, solo se ES, sin dualidad de blanco o negro.

Esta ley nos invita a la meditación y a la aceptación de todo lo que nos pasa y de todos los personajes que nos vamos encontrando.

Estrella reconoció la voz de Ernest y salió del árbol, pero ya no había nadie.

Volvió a casa más tranquila y calmada disculpándose con su madre por como le había hablado esa mañana.

¡¡¡Era Viernes ya!!! Que ganas tenia de fin de semana. Aunque era el primer fin de semana que pasaba en el pueblo y no sabía que actividades había previstas, tenía ganas de que llegará ya el sábado y el domingo para descansar y relajarse.

Durante estos cuatro días le habían pasado cosas mágicas volviendo su mundo del revés y con ello le habían vuelto a abrir las ganas de estar, las ganas de abrirse al mundo que la rodeaba y las ganas de simplemente vivir.

Esa mañana bajó a desayunar muy contenta y feliz. Mientras comían las tostadas, su madre le anunció: los Viernes no hay escuela Estrella así que hoy si quieres nos vamos a la playa.

Así pues madre e hija se dirigieron a la playa muy calladas las dos, absorbiendo todas las enseñanzas de esos 4 días.

Mientras paseaban juntas dejándose mojar los pies por las olas del mar, Luna la madre de Estrella le anunció la última ley, la ley que unía y daba significado a todas las demás.

LA LEY DEL AMOR

Finalmente la Ley del Amor…La ley del Amor no nos dice nada…no habla de nada…no establece nada…solamente comprende…está presente…acuna…acepta…simplemente ama sin más, como una madre que abraza a su bebé y se funde de amor y comprensión hacia él.

Es la ley que nos invita simplemtente a SER.

Ambas se miraron, se sonrieron y sin palabra alguna se fundieron en un abrazo eterno.

El poder de las afirmaciones

Cuantas veces nos pillamos a nosotros mismos teniendo un pensamiento negativo acerca de nosotros mismos…de la realidad que nos rodea…de lo que nos esta sucediendo…resistiendonos al aquí y ahora..,a lo que nos esta sucediendo en el aquí y ahora.

Cuantas veces hemos ido en contra de esa voz sabia que anida en nuestro interior bloqueados por un miedo que solo reside en nuestra mente…

Cuantas veces hemos dejado pasar una oportunidad en nuestra vida como una cita, un trabajo, una aventura atascados en nuestro patrones del pasado que no nos dejan dejar aflorar esa nueva realidad..

Cuantas veces nos hemos quejado de nuestra vida como si fuéramos víctimas de lo nos pasa, creyendonos simples marionetas arrastradas por el soplo del viento…

Cuantas! Cuantas! Cuantas!

Y lo peor de todo repetimos…somos repetidores del victimismo mental que nos ciega a nuestra divinidad natural y simple del aquí y ahora, del suave susurro de la respiración, del constante bombeo cariñoso de nuestro corazón, del burbujeó de nuestro cuerpo que vibra y vive..

Rescatemos nuestro poder, rescatemos nuestra responsabilidad, rescatemos nuestro impulso de vida, rescatemos nuestra capacidad de ser…ser lo que somos: CREADORES DE NUESTRA VIDA

REBIRTHING Y CRECIMIENTO PERSONAL

Las crisis en la vida se pueden llevar de muchas maneras…dejándote llevar por el victimismo mental…reaccionando ciegamente con rabia…pasivamente culpando las circunstancias o a los demás…abandonándote a las circunstancias externas y las opiniones de los demás……pero… Queda otra manera…una manera más responsable…más sincera…más auténtica…mas amorosa…más compasiva…El camino del crecimiento personal a partir de reconocer tu poder personal…primero mirándolo…aceptándolo…y aprovechando todo su poder.
A esta manera llegué a partir del Rebirthing…Renacimiento…renacer a una nueva visión de la vida…de tu ser…y de las circunstancias que vives…devolviéndote tu poder personal para poder desde la consciencia construir una manera más amorosa…más compasiva…más amable…de estar en el mundo…y a su vez con toda la fuerza de tu poder creador.
Desde que entré en el Rebirthing la visión de mi vida ha ido cambiando…y ahora cuando me hablan de este maravilloso proceso me vienen palabras como creatividad…expansión…amor…compasión…amistad…compañerismo…presencia…
Comprensión…humildad…espejos…
Son muchas las experiencias que he vivido en estos meses de formación y estoy segura que más adelante iré viendo todos los frutos…todas las verdades que he descubierto…pero sobretodo todo el amor que he recibido a partir de este camino tanto de los formadores como de los participantes…
Es maravilloso volverte a sentir un ser amoroso…digno de amor…de dar y recibir…si tan sólo nos diéramos cuenta de que todo…absolutamente todo puede sanarse con amor…comprensión…y compasión.
El Rebirthing en mi día a día me suspira: respira, respira, respira…suelta, suelta, suelta…exprésate, exprésate, exprésate…dejate sentir, déjate sentir, déjate sentir…eres amor, eres amor, eres amor…simplemente vuelve a SER
El Rebirthing en mi día a día me acompaña…en las autoafirmaciones, en la energía del grupo, en volver a coger mi poder personal creador, en volver a SER…es una invitación cada día para soltar viejas estructuras caducas e ir poco a poco abriéndote a toda esa abundancia y felicidad que estuvo, está y siempre estará para ti.
El Rebirthing en mi día a día me invita a salir de la oscuridad para entrar a la luz que SOY.
Simplemente Gracias!